Mujeres medicina: portadoras del fuego purificador

Foto

“Mi oficio es la medicina tradicional. Estudié en la Universidad de Chapingo. Para mí la  sahumación es una purificación; el fuego es uno de los elementos más importantes. El fuego es purificador, nos ayuda a llevar el humo del copal, junto con nuestras peticiones hacia el Universo, hacia el Ometeotl”, narra Cecilia González.

Mitlancihuatl, guardiana de las puertas de Mictla, tonal mexica de Cecilia, lleva 15 años en la Tradición. Pertenece a Zemanahuac Tlamachtiloyan, uno de los más importantes en la Ciudad de México.

Dentro de la sahumación, están las mujeres medicina; transmiten esa purificación hacia las personas o lugares, “en donde estamos llevando a cabo la ceremonia las portadoras de fuego son las primeras que van en la fila porque son las que van purificando, van abriendo, van armonizando;  para obtener esa armonía tenemos elementos como el carbón, el ocote, y el más importante, el humo de copal que es el purificador. El  copalli es muy importante. De hecho se han encontrado vestigios con morralitos de copalli en Teotihuacan”.

«Invito a toda la comunidad, desde los pequeños que se integren a los círculos de danza, al  Calmecac, tanto a la danza como a la filosofía, que conozcan nuestras verdaderas raíces”.